Rave FM Home

Noticias thewildshow

Lo que no se ve, pero se siente

Muchas veces me paro a pensar en qué situaciones trabajan más a gusto los artistas en sus conciertos, cuáles tienen que ser las condiciones ideales para dar el 100% de uno mismo o si realmente merece la pena seguir la carrera musical si no se tiene un nombre desde el inicio o alguien que te respalde económicamente.

Son situaciones complejas donde no hay un patrón de respuesta fija a cada pregunta, pero lo que está claro es que sin esfuerzo, sin ganas, sin humildad y sin pasión por tu trabajo no se llega a ninguna parte. Si no estás ilusionado con tus proyectos y no te fijas ningún objetivo por el que luchar por él, estás perdido.

Si lees esto, quizás te pueda parecer una tontería, pero es sólo una pequeña parte de lo que pienso. Ahora bien, os quiero lanzar una pregunta abierta: ¿De verdad se valora como se debe a un artista local (ya sea DJ, productor o miembro de alguna banda de cualquier tipo de música) en su propia ciudad de origen o residencia?, o mejor aún, ¿por qué el trato hacia un artista es mejor cuando va a otras ciudades o pueblos a actuar, que en su propia ciudad cuando debería de ser el mismo?

Estas preguntas no están hechas al azar, son fruto de una experiencia vivida el pasado fin de semana en Consuegra, un encantador pueblo de Toledo, donde tuve la oportunidad de compartir un par de días con su gente y sobre todo, disfrutar y hacer disfrutar con mi música, sumando también la presencia de David Álvarez, más conocido por su espectáculo ‘DrumShow’, con quién comparto una gran amistad y tuve el placer de invitarlo a ‘The Wild Show’ el pasado 26 de diciembre a una entrevista. Esta experiencia me ha servido para darme cuenta de las diferencias de trato que hay entre un sitio y otro, por eso lo quiero compartir con vosotros. Desde que llegamos a Consuegra, tras un viaje de casi 7 horas haciendo escala en Madrid, nos sentimos acogidos como en casa. Un trato maravilloso por parte de Sebas, promotor del evento, y por todo su equipo de ‘Basti’, estando atendidos en todo momento. Cuando hicimos las pruebas de sonido, tanto con el equipo de DJ, que por cierto, CDJs-2000 Nexus, DJM-750 y 2 monitores (que ojo, hay eventos que ni te los ponen o “se acaban de romper en este mismo momento”), como con la batería, los técnicos de sonido estaban dándolo todo para que el sonido sea de 10, y así fue, y sin quedarnos atendidos en ningún momento. Eso lo defino como amor a la profesión, y no ir directamente a “poner la mano para cobrar”, como hacen muchos otros, que a la más mínima consulta te contestan con: “tú eres DJ, tú sabrás lo que haces”. No nos equivoquemos, un DJ trabaja mejor con un técnico de sonido que entienda, que ayude y que esté al pie del cañón por si hace falta lo que sea. Todos somos un equipo y de eso no nos damos cuenta, pero es la realidad. En cambio, en las ciudades donde vivimos, en muchas ocasiones no saben valorar el trabajo todo lo que nos gustaría. Nadie valora el enorme esfuerzo que es preparar una biblioteca musical, llegar a casa de la universidad a las 10 de la noche y ponerte hasta las 3 de la madrugada a preparar el evento o estar una semana durmiendo menos de 5 horas porque quieres que salga todo perfecto y tienes que pulir detalles… Eso también hay que tenerlo en cuenta a la hora de contratar a alguien. Si esperas a que alguien haga una actuación por 10€ por 3 horas, habrá gente que lo haga, pero no puedes comparar la calidad. Por ejemplo: ¿qué comprarías un chándal de la marca Adidas o “Ardidas”? Ahí tienes tu respuesta.

De vuelta a la crónica del fin de semana, tras haberos descrito todo el panorama y teniendo en cuenta de que había un público entregado… ¿sabéis cuál fue el resultado? No hace falta definirlo con muchas palabras, simplemente fue E-S-P-E-C-T-A-C-U-L-A-R. Gracias a todos los que hicieron posible esta gran experiencia, habéis hecho que me sienta como en casa y habéis demostrado de nuevo vuestro eslogan: Cultura Nocturna Avanzada. Gracias Basti.

Antes citaba lo de ponerse objetivos. Este fin de semana cumplí uno de mis objetivos, quizás no parezca gran cosa, para mí es mucho: llevar mi música fuera de mi querida Andalucía. Sin objetivos no podemos avanzar. Siempre sin prisa pero sin pausa, o como dirían algunos filósofos modernos ‘step by step’.

 

Miguel Puentes.

Locutor – The Wild Show

 

 

28 febrero 2017 Música Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR